Nota histórica de la Facultad de Humanidades y Ciencias Religiosas

Por el Rvdo. P. Fernando Ignacio Ondó Ndjeng, Dr. en Derecho Canónico, Licenciado en Teología y Experto Universitario en Relaciones Internacionales

EL ORIGEN DE LA UNIVERSIDAD ES ECLESIÁSTICO

Hay que reconocer de entrada que el origen de la universidad es eclesiástico. Las universidades fueron fundadas por la Iglesia, por eso la Iglesia no puede quedar al margen de ella.

La Asociación de Centros Católicos de Guinea Ecuatorial ( ACCEGE) tenía necesidad de dar una formación académica superior a sus enseñantes. Lo mismo a los egresados de los bachilleratos católicos les convenía una oferta universitaria en manos de la Iglesia o los eclesiásticos. 

Partiendo de este axioma, también conviene recordar que tras la erección de la Asociación de los Colegios Católicos de Guinea Ecuatorial y la consiguiente asunción de los centros medios bajo la tutela de la Iglesia, había que dar un paso más para alcanzar la meta del escalafón de la pastoral de la inteligencia, cuál era la universidad.

ANUENCIA DE LA SANTA SEDE

Cabe recordar que la fórmula gubernamental no era ipso facto aplicable a una institución eclesiástica formadora de ministros sagrados sin la anuencia de la Santa Sede. Esta dificultad canónica se trasladó y puso el primer peldaño en pensar en una Facultad Universitaria de la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial dirigida por la Iglesia con efectos académicos civiles; fórmula ya vigente en universidades estatales alemanas, donde se puede estudiar teología católica. La primera idea de una universidad católica era prematura y se chocaba con la necesidad de infraestructuras y medios económicos para su sostenibilidad. Se recurre así a un rescripto gubernamental que facultaba al Rectorado de la UNGE hacer lo necesario para que el Seminario Mayor se adscribiera a la Facultad de Filosofía a efectos de la subvención económica.

APROBACIÓN POR EL OBISPADO DE BATA

El 27 de noviembre del año 2000, se remitió al monseñor Anacleto Sima Ngua, Obispo entonces de Bata; un documento providencial para las posteriores negociaciones y búsqueda de fórmulas y protocolos adaptables para una Facultad Universitaria regida por la Iglesia o los eclesiásticos. Con el Cambio de la jerarquía diocesana en el año 2002, el nuevo Obispo, siendo el encargado de la educación católica de la Conferencia Episcopal, entendió, vio y aprobó la idea. El primer ensayo fue formar una comisión negociadora con la UNGE. Aprobada la idea, la Comisión redactó tanto el protocolo tentativo como el estatuto jurídico que definiría las actuaciones de las dos instituciones: UNGE- Diócesis de Bata

INSTITUCIÓN MIXTA

El primer peldaño fue circunscribir la experiencia a la jurisdicción diocesana de Bata, entendiendo que el derecho canónico prevé que los Obispos pueden erigir en sus diócesis instituciones universitarias. Al ser una institución mixta, el instrumento jurídico competencial fue ratificado por el entonces Rector Magnífico de la UNGE, D. Carlos Nze Nsuga. De esta manera nació en Bata la Facultad de Humanidades.

Aunque se erigió en 2011, se tuvo que esperar un año para adecuar el proceso de inicio, a saber: un cuerpo profesoral cualificado, perfiles e itinerarios docentes apropiados, presentación de temas al rectorado para su consiguiente nombramiento, adecuar infraestructuras, contar con una biblioteca, suscribir enlaces de asesoramiento con universidades extranjeras, que al año siguiente ya eran cuatro. De esta manera la Facultad de Humanidades instituyó una Semana Científica a la que llamó la Semana de Reflexión Humanística, aglutinando a intelectuales de varias latitudes del mundo del saber humanístico. Actualmente la Facultad de Humanidades ha suscrito acuerdos con las universidades de Pamplona, Abad Oliba de Barcelona, la Católica de Ávila, ISCE de Alicante, Católica de Yaundé, entre otras.

Con esta base sólida, la Facultad abrió sus puertas en septiembre de 2012, con un Curso Cero. Los profesores fueron adiestrados y se constituyeron dos departamentos: El de Humanidades, con los perfiles de Cooperación Internacional, Patrimonio Histórico y Cultural, Crítica de textos y Filosofía; y el de Ciencias Religiosas, con los perfiles de Teología Moral, Dogmática y Sagrada Escritura.

El primer curso se inició con un total de 300 estudiantes. La primera sede se estableció en los aldeanos de la Catedral de Bata y en un solo turno: el de la tarde. Dos años después, el Campus fue trasladado a los terrenos de Bikuy, adquiridos para estos fines. La obra infraestructural fue ejecutada por SODISPA, ideada para llevar las obras Diocesanas y la primera promoción de egresados fue la del año 2016.

Información Covid-19😷

Debido al brote de coronavirus (Covid-19), pedimos la observación de las medidas sanitarias impuestas por el Ministerio de Sanidad y la autoridades competentes.